Para las finanzas personales y del hogar el inicio del año es complejo, básicamente porque durante las vacaciones se suele gastar más y porque marzo representa un mes extraordinario en gastos: se deben pagar seguros, permisos de circulación, uniformes escolares, colegiaturas etc.

Consolidar deudas y evitar uso de la tarjeta de crédito,

Para enfrentar mejor el escenario que se viene y afectar menos las finanzas personales, hay una serie de medidas que se pueden adoptar para evitar el sobreendeudamiento y no caer en insolvencia.

¿Cómo planificar marzo?

Sebastián Bozzo Hauri, académico de las Facultad de Derecho y director de www.autonomiafinanciera.cl de la Universidad Autónoma explica:

Hay que planificar marzo aplicando algunas medidas, por ejemplo, es necesario conocer las deudas y gastos corrientes y extraordinarios. Para ello, se puede elaborar una lista de las deudas, aquellas que son ordinarias, como puede ser la cuota por la compra de un auto, la hipoteca o cualquier otra deuda a largo plazo. Además, listar las deudas de corto plazo, es decir las que se contrajeron por causas extraordinarias, como la compra de un pasaje por vacaciones o un regalo importante en el cual se tuvo que fraccionar el pago. Normalmente estas últimas están asociadas a una tarjeta de crédito.

Una vez que se tenga claro el diagnóstico, hay que realizar un presupuesto, considerando todos los ingresos que se tienen y los egresos, en este último ítem se deben sumar las deudas mencionadas en el punto anterior y además agregar los gastos corrientes, es decir, servicios básicos, alimentación, transporte etc.

DESTACADO:  Huawei y GSMA: a 2030, el 5G aportará US$1 billón a la economía mundial

En el caso de usar tarjetas de crédito siempre es preferible el pago en cuotas sin intereses y si no se tiene otra opción y hay que usar la tarjeta de crédito, chequear siempre el costo total del crédito, es decir, el interés mensual, comisiones y otros gastos asociados.

Consolidar las deudas existentes en una sola, también puede ser una ayuda importante.

Con esto se puede eventualmente disminuir el costo de total, liquidando aquellas deudas que tienen un interés muy alto, como puede ser la tarjeta de crédito o la línea de crédito.

Revisa tus suscripciones

Si se es un consumidor a través de comercio electrónico es normal que se mantengan suscripciones a distintos productos y servicios, como contenido de streaming, Apps que ya no se utilizan, etc.

Para ordenarse es recomendable ingresar a la cuenta bancaria, identificar aquellas que no se necesitan y de las que se puede prescindir, este gasto considerado “hormiga” puede significar una cifra considerable a quitar de los egresos en el presupuesto.

También es una buena opción revisar los seguros que se tienen contratados, cotizar en otras compañías e incluso buscar otras alternativas, por ejemplo, para seguros de autos la modalidad de pago por kilómetro.

¿Cómo obtener DICOM Platinum 360 paso a paso?

Vende lo que no utilizas

También es una alternativa para hacer caja. Hay que valorar la utilidad de todo lo que se tiene en la casa, muchas veces compramos cosas que nunca usamos o que ya no utilizamos, es la mejor fecha para deshacernos de ello e intentar hacer caja.

Revisa tu bodega e incluso tu habitación, seguro tienes una bicicleta estática que no ocupas o algo parecido.

Recomendamos