Endeudamiento inteligente

Endeudarse es mejor que ahorrar. Tal vez tuviste que leer este enunciado dos veces, pero es así.

Porque al contrario de lo que la mayoría piensa, las deudas no son negativas para nuestras finanzas personales, siempre y cuando sepamos cómo administrarlas, más aún, en tiempos de inflación y recesión económica.

¿Usar deuda a nuestro favor en tiempos complejos?

La respuesta es sí, pero tener una educación financiera es primordial para poder tomar decisiones inteligentes.

Porque no es lo mismo endeudarse para comprar un bien raíz, que hacerlo para adquirir mercancía en el supermercado.

Dicho de otra forma, hay que aprender a usar el sistema en beneficio de uno, sacudirse de los prejuicios y aprender las claves de cómo operan los bancos, el mercado inmobiliario y el sistema en general.

Francisco Rocha, CEO & Founder de Propital, equipo multidisciplinario de especialistas enfocados en asesorar a las personas a multiplicar su patrimonio a través de la inversión inmobiliaria, explica:

El 95% del dinero que circula en el mundo es deuda, en tanto que los ahorros se diluyen y pierden poder adquisitivo, no solamente cuando el banco central imprime dinero, sino que también cada vez que un banco comercial emite un crédito. Si no estás usando la deuda, es como si jugaras un partido de ajedrez, sin la dama. Así como la dama es la pieza más importante, la deuda es la ficha más potente que tienes para multiplicar tu patrimonio.

¿Cómo usar concretamente una deuda a tu favor?

El especialista entrega los siguientes consejos:

DESTACADO:  Columna de opinión: "¡Saca tu sucia boca de mi comunidad!"

1. Genera inversión pasiva

Esta es donde tu capital trabaja solo y eventualmente te puede generar un retorno. Por ejemplo, los activos inmobiliarios generan rentas.

Este punto es clave y de hecho es la razón que me llevó a renunciar a mi empleo y a mi carrera como ingeniero civil eléctrico, para dedicar mi vida a la inversión inmobiliaria.

Es importante que entiendas que el mercado inmobiliario no es un fin en sí mismo, sino más bien un medio, y el más eficiente que el sistema pone a tu disposición, para construir tu propia economía autosuficiente.

2. Invierte constantemente

No importa cuánto ganes o cuáles sean tus necesidades, procura siempre invertir al menos el 10% de tus ingresos en inversión.

3. Busca la tranquilidad financiera

Esto es estar tranquilo o tranquila financieramente. Hay que entender que hoy todo tiene un precio, puedes encontrarlo injusto o no, pero ese es el sistema en que vivimos.

Hay que entender que estamos en un juego llamado dinero y hay que prepararse para eso, y la mejor forma para eso es, educándote financieramente.

4. Desarrolla un plan B

Una vez hayas conseguido resultados que te den estabilidad, si tienes la oportunidad, desarrolla un plan de emergencia.

La idea es que tengas una suerte de «modo submarino» que te permita subsistir más allá del sistema, y una vez habiendo aprovechado sus oportunidades, no te vuelvas dependiente de él. Sólo entonces serás completamente libre.

La importancia de la educación financiera

Francisco Rocha, experto en educación financiera, la que realiza en Propital y también a través de su TikTok con más de 320 mil seguidores, autor de libros como El código Secreto de la inversión inmobiliaria y 5 maneras de invertir con éxito en el mercado inmobiliario, comenta además que ahorrar no es la mejor forma para hacer crecer tu patrimonio.

Si continúas guardando tu dinero bajo el colchón, harás que tu capital vaya perdiendo valor. La mejor forma para resguardarlo, es mediante la inversión, como la inmobiliaria que te asegura retornos seguros.

Un ejemplo concreto de uso de deuda

Hoy en Chile es posible recuperar hasta el 16% de tu inversión por efecto de devolución del IVA.

DESTACADO:  4 tendencias que pondrán a prueba a la analítica e Inteligencia Artificial

Esto, traducido en números concretos, es un retorno, en promedio de $10 millones de pesos aproximadamente por activos de un valor de 2000 UF. Y para este trámite, Propital acompaña a sus clientes de principio a final.

Bajo esta premisa el profesional de Propital enfatiza:

Los ahorradores son perdedores y los deudores son ganadores. El ahorrador es perdedor porque sus ahorros pierden poder adquisitivo todos los días producto de la inflación. Y, por otro lado, el deudor, es ganador porque su deuda vale menos todos los días, es decir, debe menos cada día que pasa, también producto de la inflación, incluso si la deuda está en UF.

Rocha continúa:

Por ejemplo, es importante preguntarse ¿Cuánto tiempo te tomaría ahorrar lo suficiente para poder comprar una propiedad? Ahora compara ese tiempo con la estrategia de usar la deuda para comprar ese bien raíz. Cuando pides un crédito para pagar una propiedad, el banco literalmente está creando ese dinero de préstamo de la nada. Es decir, aparece en el mercado dinero nuevo, eso diluye todo el poder adquisitivo de los demás en el mercado y por lo tanto, los ahorros pierden valor.

Para más información puedes visitar www.propital.com, o en Twitter, Facebook, Instagram o LinkedIn.

Recomendamos