En la actualidad, el mundo financiero está viviendo un cambio de paradigma inversionista especialmente en aquellas economías denominadas como emergentes.

Educación en finanzas y economía

En América Latina seguía un patrón inversionista ligado al dólar norteamericano, así como a valores cotizados en las principales plazas financieras mundiales tales como la Unión Europea y Estados Unidos.

Marc Rufé, profesor de EAE Business School, cree que la inversión en criptomonedas está ganando importancia inversionista, especialmente entre la gente joven.

Sin embargo, afirma que 2021 fue un año crítico para este producto financiero debido a las consecuencias económicas de la crisis del covid-19.

Aunque las operaciones se multiplicaron en toda la región, fueron esenciales en aquellas economías con tipos de cambio y monedas muy devaluadas, como Argentina y Venezuela.

Además, El Salvador adoptó una posición más abierta al establecer el Bitcoin como moneda de curso legal en el país.

A medida que avanza la expansión de las criptodivisas en la región, su público ha ido cambiando, así como su uso.

Si en un principio este producto estaba asociado a los sectores de mayores ingresos y perfiles jóvenes, así como altamente tecnológicos, hoy en día los inversores de estratos bajos y medios representan el 68% del total, frente a los niveles socioeconómicos más altos, que representan el 32% restante.

El profesor considera además que los consumidores están cambiando su percepción de estos nuevos productos financieros, ya que inicialmente se utilizaban como un mero instrumento para atesorar dinero o especular, mientras que las remesas son cada vez más populares para protegerse de la inflación y la devaluación de las monedas nacionales. También para reducir el costo de las transacciones internacionales.

Esto se refleja en el hecho de que el 10% de las PYME de la región ya aceptan las monedas digitales como método de pago, y el 15% se encuentran actualmente en el proceso final de adaptación y adopción de estas.

¿Cuál es la manera más eficiente de mejorar las finanzas?

Encontrar estrategias efectivas para administrar nuestras finanzas personales, puede ser un desafío en el vasto océano de consejos disponibles en línea. Sin embargo, consignamos unos consejos básicos a seguir:

1. Establecer un presupuesto personalizado

Evitar malgastar el dinero radica en la creación de un presupuesto detallado que se adapte a nuestras necesidades y estilo de vida, para ello es necesario considerar tanto los gastos habituales, como vivienda y alimentación, como los gastos imprevistos.

Es importante incluir en el presupuesto el ahorro, lo cual permitirá aumentar el capital de forma sostenida con el paso del tiempo.

2. Ampliar conocimiento financiero

Es crucial tener un entendimiento básico sobre cómo funciona el mercado financiero para poder tomar decisiones informadas.

No es necesario convertirse en un experto de la noche a la mañana, pero sí es recomendable familiarizarse con conceptos clave como la inflación, los ciclos económicos y los tipos de interés.

3. Evitar el endeudamiento innecesario

Es fundamental resistir la tentación de pedir préstamos o créditos para adquirir cosas que no son realmente esenciales o que no generarán un retorno de inversión adecuado en el futuro.

Lo óptimo es que el total de las deudas no supere el 20 o 30% de los ingresos disponibles. Al solicitar un préstamo para emprender un nuevo negocio, es importante adquirir conocimientos básicos sobre inversión antes de tomar esa decisión.

4. Adoptar una mentalidad de largo plazo

El ahorro y la planificación estratégica son elementos fundamentales para garantizar unas finanzas personales sólidas.

El ahorro se convierte en la base para construir una seguridad financiera duradera. Si el objetivo es destinar ahorros a inversiones, también es importante tener una perspectiva a largo plazo.

5. Generar rendimientos a través de inversiones inteligentes

Mantener los ahorros guardados en una cuenta corriente no permitirá obtener un retorno significativo.

Para incrementar el capital, es necesario destinar parte de tus ahorros a inversiones rentables.

Hoy en día, existen diversas alternativas disponibles, como inversiones en infraestructuras, arte, joyas, acciones o bonos.

Es importante diversificar las inversiones para minimizar los riesgos y evitar depender exclusivamente de una única empresa o producto.

La diversificación aumenta las posibilidades de obtener beneficios y reduce el impacto de posibles pérdidas.

Recomendamos