En los tiempos que corren actualmente, muchas personas han optado por seguir el viaje del emprendedor, renunciar a sus trabajos y optar por cumplir sus sueños, de alguna u otra manera, estableciendo emprendimientos, negocios y pymes para poder desenvolverse en un sistema que cada día posee más obstáculos para avanzar.

Opciones de financiamiento

No obstante, el comienzo de este viaje suele ser bastante abrumador, ya que muchos necesitan financiamiento para poder partir y comenzar sus operaciones, lo que es vital para el desarrollo y planteamiento del mismo.

Alternativas de financiamiento

En la actualidad, existen diversas alternativas para el financiamiento de emprendimientos, pymes y negocios que no se encuentran bancarizados, dado que el sistema tradicional muchas veces es burocrático y no permite el rápido y correcto desarrollo de los tiempos para el inicio de un negocio.

De acuerdo a esto, la Fintech nacional Xepelin entrega algunos tips para optar a financiamiento y así poder comenzar o desarrollar mejor el negocio que se esté gestionando, con la finalidad de crecer y conseguir en un futuro ganancias significativas.

1. Financiamiento directo

Esta es una de las opciones más seguras a la hora de obtener un financiamiento, ya que permite adelantar las cuentas por cobrar para que la obtención de capital sea lo más rápido posible.

Este proceso consiste en que permite a las empresas conseguir liquidez anticipando sus cuentas por cobrar de manera digitalizada, sin tener que realizar trámites engorrosos, firmas presenciales de contrato y sin retenciones ocultas, dando seguimiento en línea a toda la operación de una forma fácil, efectiva y transparente.

En el mercado, los actores como las Fintech, especialmente Xepelin, han sido los pioneros en este tipo de sistemas, entregando una opción segura y ordenada para la obtención de financiamiento.

2. Crowdfunding

Otra opción segura para obtener financiamiento y partir o desarrollar cualquier negocio es la famosa alternativa del crowdfunding, la cual se ha vuelto bastante popular a través de los años por motivo de los nuevos emprendedores que han estado apareciendo.

Básicamente consiste en postular la idea del negocio en una página web determinada, para que los interesados puedan ver la propuesta y aportar dinero, convirtiéndose en futuros socios del mismo.

Una de las grandes ventajas que tiene esta opción, es que no se debe devolver el dinero prestado a terceros, ya que éstos se convertirán en socios o inversionistas obteniendo regalías por aportar a la empresa.

3. Buscar un socio o inversionista

Siguiendo la línea de los aportes voluntarios, una de las opciones que también es efectiva a la hora de buscar financiamiento es conseguir un partner o socio financiero, de tal manera que pueda aportar económicamente al negocio creyendo en la idea y proyecciones que tiene.

A diferencia del crowdfunding, este tiene una relación y trato más personal con el socio, pudiendo establecer diferentes líneas de acción si el proyecto es bueno y existe el suficiente financiamiento para ello.

Generalmente, este método se utiliza por negocios de todos los tamaños, que buscan constantemente nuevos inversores que crean en el proyecto.

4. Modelo de suscripción

Otra de las alternativas que ha tenido gran auge en los últimos años gracias a la digitalización de procesos, es el modelo de suscripción.

Muchos negocios, pymes y emprendimientos desarrollan este tipo de mecánicas para obtener financiamiento de una forma segura, ofreciendo un producto o servicio que esté a la altura de los consumidores.

Si bien es una alternativa bastante sólida, se requiere desarrollar cuidadosamente el producto o servicio entregado y la cuota de suscripción, ya que de lo contrario, podría ser perjudicial para el negocio y generar el efecto contrario.

5. Capital del Estado

Finalmente, una buena opción también es optar y postular a algún capital del Estado, que pueda financiar total o parcialmente lo que se busca siguiendo diferentes aristas.

Hoy en día, existen diversas opciones para postular a este tipo de capitales, dependiendo del tamaño y proyecciones del negocio, obteniendo una opción segura de financiamiento.

Sin embargo, muchas veces el proceso es engorroso y extenso, teniendo que adquirir una gran cantidad de papeles para poder postular correctamente sin temor a ser rechazados por datos fallidos tras una larga espera por los resultados.

Recomendamos