Los datos nos rodean y acompañan en todo momento, están presentes en cada segundo de nuestras vidas. Aunque no los veamos y no sean tangibles son parte de la cotidianidad y representan una fuente inagotable de oportunidades.

Datos y analítica

Desde la salud mental hasta la biodiversidad, el uso de datos hoy en día posibilita la innovación social. Nos permite abordar problemas globales de una mejor manera para ayudar a la humanidad.

Cristian Troncoso, Sales Manager SAS Chile comenta:

Actualmente la tecnología nos permite utilizar los datos de forma significativa para resolver problemas humanitarios como la pobreza, la salud, los derechos humanos, la educación y el medio ambiente. Organizaciones de todo el mundo están sacando provecho a los datos para marcar la diferencia y ser un aporte en la búsqueda del bien social.

Es por esto que, con el objetivo de aportar a un mundo mejor, SAS señala las 8 principales formas de utilizar los datos para el bien y a favor de la humanidad.

1. Proteger la biodiversidad

El cambio climático ha generado cambios inimaginables y hoy enfrentamos una tasa de extinción sin precedentes.

Por lo que organizaciones como NatureServe, enfocada en proteger la biodiversidad, usa la analítica e  inteligencia artificial (IA) para analizar más de 7 millones de especies conocidas de plantas y animales en la Tierra con el objetivo de preservarlos.

2. Accesibilidad hídrica

El derecho humano al agua es fundamental e irrenunciable, y es que disponer de este recurso no debería ser un lujo.

Sin embargo, en muchas partes del mundo, las personas dedican horas de su día para buscar agua limpia, manteniéndolos alejados del trabajo, la familia y la educación.

Water for Good, una organización sin fines de lucro que busca acabar con la pobreza de agua en las regiones desatendidas de la República Centroafricana, hace uso de analítica avanzada para mapear el acceso al agua, lo que les permite comprender mejor la calidad de los pozos existentes y tomar decisiones más inteligentes sobre dónde perforar nuevos, ayudando así a eliminar la pobreza hídrica en general.

3. Detectar la deforestación en la selva tropical

En la actualidad se está produciendo una gran devastación en la selva amazónica y para predecir la deforestación antes que suceda la compañía analítica junto al Instituto Internacional de Análisis de Sistemas Aplicados (IIASA) desarrollaron un modelo que permite detectar los primeros signos de deforestación en la selva tropical al combinar el poder del crowdsourcing y la IA.

Este esfuerzo está brindando a los tomadores de decisiones la capacidad de detectar cambios en la Amazonia y alertar a las organizaciones gubernamentales y de conservación responsables de protegerla.

4. Empoderar a los niños para mejorar todas las áreas de sus vidas

380 millones de niños en todo el mundo están atrapados en un ciclo de pobreza. Ante este escenario, la organización mundial sin fines de lucro Zoe Empowers trabaja para poner fin a esta situación y empoderar a los niños para que mejoren todas las áreas de sus vidas.

Gracias al análisis avanzado desarrollaron un índice que mide la eficacia del programa en ocho áreas de intervención definidas considerando desde la seguridad alimentaria hasta la educación y el desarrollo de un ingreso estable, para evaluar si los niños son verdaderamente autosuficientes en todas las áreas de la vida.

5. Proteger a los ciudadanos y prevenir futuras crisis

La prioridad de los gobiernos estatales y locales en momentos de crisis es garantizar la seguridad de sus ciudadanos.

La actual pandemia requirió que todos los organismos gubernamentales respondieran con agilidad y desarrollaran estrategias para evitar una futura propagación.

Los datos, la información sobre la atención médica y un análisis avanzado han permitido contener el virus y salvar vidas en diferentes países.

6. Preservar la población de abejas y el suministro mundial de alimentos

Salvar a las abejas es de suma importancia para nuestro suministro de alimentos y la analítica avanzada puede ser la clave para mantener su futuro y el nuestro.

Con el Internet de las cosas (IoT), el aprendizaje automático y las capacidades de análisis actuales podríamos estar más cerca de mantener poblaciones saludables de estos polinizadores.

7. Sostenibilidad climática

El cambio climático pone a miles de millones de personas en riesgo de eventos como temporadas extremas de huracanes y aumento del nivel del mar.

Sin embargo, los datos, la inteligencia artificial y la analítica juegan un papel fundamental para informarnos sobre la situación, planificar lo que está por venir, crear conciencia sobre cómo ayudar y resolver los crecientes desafíos e inquietudes sobre el cambio climático.

Cristian Troncoso concluye:

«Desde la prevención de enfermedades potencialmente mortales hasta la protección de especies en peligro de extinción y la reconstrucción después de desastres naturales, los datos ofrecen soluciones nuevas y creativas para desafíos de la humanidad.

Recomendamos