Con foco en las personas y en la eficiencia, las smart cities apuntan al desarrollo urbano, social y económico de las ciudades de manera sustentable gracias a la incorporación de tecnologías que aumentan la conectividad y la eficiencia operativa.

Smart City

Claudio Ortiz Welsch, gerente general de Cisco Chile explica:

No se trata solamente de digitalizar procesos, implementar políticas cero papeles, diligencias en línea o multiplicidad de medios de pago. Es, sobre todo, la construcción integral de ciudades seguras, limpias e inclusivas a través de una recopilación y análisis de datos, entregando una mejor calidad de vida a las personas.

Chile sigue avanzando en infraestructura digital mediante tecnologías como IA, IoT, 5G, big data y fibra óptica, las cuales están permitiendo sustentar capacidades de vanguardia para conectar a las personas y entregarles mayores posibilidades de desarrollo y crecimiento.

Mundialmente, según el estudio IMD Smart City Index 2023, las ciudades más inteligentes son Zúrich, Oslo, Singapur, Beijing, Seúl y Hong Kong.

Son estos los lugares que equilibran la esperanza de vida, años esperados de escolaridad, viviendas asequibles, buena gestión vial, empleos satisfactorios y amplios espacios verdes.

Chile: el foco en las ciudades grandes

En el país, existe una centralización importante de la población. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la densidad se concentra en las regiones de Valparaíso, Metropolitana y Biobío, siendo sus capitales las principales ciudades de preferencia.

Aunque son registros desactualizados y que van variando, entre las tres regiones se concentran casi 10 millones de habitantes. Por lo tanto, el foco lo podemos encontrar en ellas ya que al tener mayor cantidad de personas, se requiere tecnología para ofrecer una mejor calidad de vida.

Según la clasificación de IMD Smart City Index 2023, Santiago es la segunda ciudad de Latinoamérica más inteligente. Y en el ranking mundial ocupa el lugar 119 de 141.

Mientras el país avanza en transporte verde, luminarias led y sensores, es esencial una red de tráfico inteligente e integrada y una gestión responsable del agua, ya que la crisis hídrica golpea en la actualidad a diversas localidades.

Lentamente, los proyectos de ciudades inteligentes están tomando fuerza e irán cubriendo necesidades específicas como, por ejemplo, con cámaras de seguridad, mayor comunicación entre las policías y aplicación de tecnologías predictivas.

Conectividad, servicios, cultura y sustentabilidad

Según el Índice de Ciudades Digitales (DCI) 2022, son cuatro los pilares que edifican a las ciudades inteligentes: conectividad digital, servicios, cultura y sostenibilidad.

Se han aumentado las inversiones en fibra óptica y 5G, ayudando a conectar paulatinamente las zonas rurales y aisladas. Además, en cuanto a servicios, según Gobierno Digital son 3.666 trámites digitalizados, con 615 instituciones que integran Clave Única.

Culturalmente el camino es aún lento. Dependiendo de los rangos etarios, la digitalización ha impactado en las personas más familiarizadas con la tecnología.

Las habilidades digitales, además, aún son escasas. Pero existen diversas plataformas como el Sence que fomentan la capacitación.

Es complejo imaginarnos que la mayoría de la población cuente con habilidades básicas sobre codificación, redes o mitigación de amenazas cibernéticas. Sin embargo, poco a poco se va masificando la importancia de capacitarse en tecnologías de la información y comunicación (TIC).

Finalmente, la sustentabilidad

Un aspecto de alta importancia en el país ya que, de hecho, tiene un rol protagónico en la transición de matriz energética del mundo. Además de ello, tiene un enorme desafío en la gestión de la eficiencia de los recursos.

Las ciudades líderes cuentan con una administración en base a sensores e IoT, para alcanzar eficiencia de los recursos públicos como el agua, la electricidad, la iluminación y la gestión de residuos.

Es un poco lejano pensar en un país con la mayoría de sus comunas inteligentes. Sin embargo, paulatinamente y en la medida que se conecte y digitalice, será cada vez más la necesidad de modernizar las ciudades.

Recomendamos