Junto con promover la  detección temprana del cáncer de mama, la startup busca empoderar a las mujeres sobre su cuerpo, dejando atrás tabúes que han permitido que por cada 100 chilenas, 17,3 fallezcan producto de este tumor.

Cada año, el Día Internacional de la Mujer toma mayor relevancia en el mundo, poniendo en la agenda distintas reivindicaciones y temáticas necesarias para el avance en materia de igualdad.

Palpa

Es en este contexto que, durante el mes de marzo, Palpa, la marca creadora de un dispositivo que consiste en una mama de silicona con la simulación de un tumor maligno, realizará la campaña “Nos toca a nosotras”, la cual, a través de distintas acciones, busca invitar a conocer el cuerpo femenino y generar conciencia respecto al autocuidado.

Josefa Cortés, fundadora de Palpa detalla:

Más allá del 8M, marzo se ha transformado en el mes donde volvemos a pensar en nosotras mismas. Y si bien en Palpa, incentivamos el autoconocimiento a través del autoexamen, este año queremos ir por más y recordarles a todas que nos toca revisarnos, nos toca conocernos, generar conciencia, empoderarnos, alcanzar nuestras metas y ser totalmente felices.

La iniciativa, liderada por mujeres, tendrá una importante colaboración con la marca Parsome, con quienes, bajo el lema “una polera para ti una oportunidad para ella”, diseñaron tres poleras que están disponibles y cuyas ventas permitirán donar dispositivos a mujeres de zonas rurales  que tienen dificultades para acceder  a las mamografías.

Será en su cuenta de Instagram, donde esta campaña tomará vida, no sólo compartiendo las distintas actividades que llevará a cabo el equipo con distintas organizaciones y centros educacionales, sino que también realizando Instagram lives, para conocer la importancia del autocuidado, y en un concurso para poder obtener uno de los dispositivos que se encuentran en www.palpa.cl.

Acerca de Palpa

En Chile, 3 de cada 10 diagnósticos de cáncer de mama corresponden a mujeres menores de 40 años, con características físicas en sus mamas que reducen la efectividad de una mamografía.

Esto implica que un 30% de los casos, deben ser diagnosticados por métodos alternativos como el autoexamen.

Con este propósito se diseñó Palpa, una esponja de ducha que permite practicar el autoexamen.

Este dispositivo de silicona cuenta con un masajeador en su parte inferior, el cual se llena de jabón líquido para simular la densidad de una mama real.

Al usarla, se puede sentir el tumor que está presente en su interior, con lo cual, además de entrenar la técnica, recuerda la importancia del autoexamen.

Recomendamos