Largas jornadas manejando de un extremo a otro, en ocasiones sin parar, es la realidad que viven los choferes de vehículos de carga interurbana en nuestro país.

SOMNI - DeboSaber.cl

Estas condiciones de trabajo gatillan en contratiempos, como por ejemplo según Conaset, sólo el año 2020 hubo 25,15 accidentes por cada 1.000 vehículos de carga, que pese a no ocurrir con tanta frecuencia pueden ser catastróficos.

Este tipo de suceso ocurre principalmente por la fatiga que llega a sentir el conductor a la hora de manejar, ya que por ley no existe un mecanismo 100% efectivo que advierta si la persona descanso las horas establecidas o no.

Además, tienen derecho a un descanso ininterrumpido de ocho horas dentro de cada 24 horas.

También, no pueden conducir más de cinco horas seguidas, debiendo tener a continuación un descanso mínimo de dos horas, y si el período de conducción es inferior a cinco horas, el chofer tiene derecho a un descanso mínimo de 24 minutos por hora conducida.

Actualmente, todas las empresas de transporte cuentan con sistemas de inspección y prevención de riesgos laborales, siendo uno de ellos el control por telemetría mediante un GPS, este sistema cumple la función de verificar si el vehículo estuvo ocho horas sin moverse.

Pero el problema se encuentra acá, ya que no se sabe exactamente si el conductor estuvo las ocho horas sin moverse para poder descansar.

Aquí es donde entra ITAA, una startup chilena que desarrolló una aplicación llamada SOMNI, la cual permite medir la fatiga humana con un test, esto mediante el uso  de Inteligencia Artificial, informando a través de alertas a WhatsApp o mail, no sólo si los trabajadores están en condiciones de realizar tareas específicas que demandan una alta concentración, sino que, además, sabrán cuándo va a tener su menor nivel de vigilancia y qué acciones tomar, como por ejemplo, tomar pausas activas, beber un café o sencillamente dormir una media hora.

Nicolás Sosa, CEO de ITAA comenta:

Lo que pasa es que la ley no se hace cargo del real descanso y de las reales necesidades fisiológicas de una persona para poder funcionar y operar de forma correcta. Entonces, Itaa llega como una solución para fatiga, lo que buscamos es poder dar cuenta que los choferes van a manejar de forma óptima, y por lo mismo, mediante una pulsera fitbit tenemos un control de cuántas horas de sueño recibió la persona y mediante el control de vigilancia que es un test cognitivo se puede determinar si está en condiciones de trabajar o no. 

Entonces, lo que sucede acá es que la ley es muy laxa en cuanto a poder fiscalizar si las personas están en condiciones de poder manejar, porque hoy, el GPS puede indicar que el vehículo estuvo detenido, pero el transportista pudo haber estado realizando cualquier otra actividad antes de empezar a trabajar, comenzando su jornada con el riesgo de haber entrado a trabajar con fatiga o alguna sustancia ilícita.

Recomendamos