La celebración del Año Nuevo es una de las festividades más comunes en todo el mundo y tiene sus raíces en tradiciones antiguas provenientes de diversas culturas

Por qué celebramos año nuevo

Aunque la forma en que se celebra varía de un lugar a otro, la esencia de la fiesta es la misma: marcar el inicio de un nuevo año y despedir el anterior.

¿Por qué celebramos año nuevo?

El origen de la celebración del Año Nuevo se remonta a varias milenios atrás, cuando las sociedades antiguas utilizaban calendarios basados en el movimiento de los cuerpos celestes para medir el tiempo.

Con el tiempo, la celebración del Año Nuevo adquirió un significado más simbólico y se convirtió en una ocasión para hacer balance del año pasado y establecer metas para el futuro.

En muchas culturas, se considera que el Año Nuevo es una oportunidad para comenzar de nuevo y dejar atrás los problemas y dificultades del año anterior.

El origen del calendario gregoriano

El calendario gregoriano es un calendario originario de Europa, actualmente utilizado de manera oficial en casi todo el mundo, denominado así gracias a su promotor el papa Gregorio XIII.

Su implementación se adoptó gradualmente en Europa a partir de 1582 sustituyendo en distintos países al antiguo calendario juliano, establecido por Julio César en el 46 AC y se basaba directamente en el calendario egipcio.

La reforma gregoriana nació de la necesidad de ajustar el calendario para eliminar el desfase producido desde el Concilio de Nicea​ en el que se había fijado el momento astral en que debía celebrarse la Pascua y en relación con esta, las demás fiestas religiosas.

La necesidad se basaba en establecer la regularidad del calendario litúrgico, por lo que era necesario introducir algunas correcciones en el civil, es decir, adecuar el calendario civil al año tropical.

La Tierra tarda 365,24 días en dar una vuelta completa alrededor del Sol, lo que se conoce como año tropical.

Es por esto que el calendario gregoriano se ajusta cada cuatro años para compensar el exceso de un cuarto de día y mantener el calendario en sincronía con el ciclo solar.

Esto se hace mediante la adición de un día bisiesto al mes de febrero cada cuatro años, excepto cuando el año es divisible por 100 pero no por 400.

Año nuevo en diferentes culturas

Sin embargo, existen y han existido algunos calendarios que utilizan otros puntos de referencia para medir el tiempo y celebrar el Año Nuevo.

El calendario romano, por ejemplo, se basaba en el solsticio de verano, mientras que el calendario babilónico utilizaba el equinoccio de primavera como punto de partida.

El calendario lunar chino, también llamado «Año Nuevo Lunar” o “Festival de la Primavera”, por ejemplo, se basa en los ciclos de la luna y se celebra entre el 21 de enero y el 20 de febrero.

En el calendario judío, el Año Nuevo se celebra la segunda semana de septiembre y se conoce como Rosh Hashaná.

¿Cómo celebrar el año nuevo?

Aunque la forma en que se celebra varía de un lugar a otro, algunas tradiciones comunes incluyen la celebración con fuegos artificiales y música, el intercambio de regalos y el brindis con champagne.

En algunos países, como Estados Unidos y Canadá, es costumbre besar a alguien a las doce de la noche para desearle un feliz Año Nuevo.

En cuanto a las tradiciones alrededor del mundo, la celebración del Año Nuevo es muy diversa.

En algunos países, como Estados Unidos y Canadá, es costumbre besar a alguien a las doce de la noche para desearle un feliz Año Nuevo.

En algunas culturas, la celebración del Año Nuevo también incluye ritos y ceremonias religiosas.

En el Hinduismo, por ejemplo, el Año Nuevo se celebra durante el festival de Diwali, que dura cinco días y se celebra en honor a la diosa de la luz, Lakshmi.

En Japón, el Año Nuevo se celebra durante el festival de Año Nuevo llamado Shōgatsu, que incluye la visita a templos y santuarios y el consumo de alimentos tradicionales como el ozoni, un plato a base de arroz glutinoso y verduras.

En Europa, la celebración del Año Nuevo también tiene sus raíces en la tradición cristiana y se celebra con misas y procesiones.

Tradiciones de año nuevo

En algunos países, como España, es tradición comer doce uvas a las doce de la noche, una por cada mes del año, para atraer la buena suerte.

En otros países, como Italia, es costumbre lanzar objetos viejos por la ventana para deshacerse de los problemas del año pasado.

En resumen, la celebración del Año Nuevo es una tradición universal que tiene sus raíces en distintas culturas y calendarios

Aunque la forma en que se celebra varía de un lugar a otro, la esencia de la fiesta es marcar el inicio de un nuevo año y despedir el anterior con esperanza y optimismo.

Recomendamos