La transformación digital era un proceso natural para el mundo y es por eso, que la gran mayoría de las empresas, lentamente fueron incorporándose a este nuevo mundo.

Liderazgo femenino

Sin embargo, la llegada de la pandemia hizo que las organizaciones aceleraran este camino para sobrevivir, debido a las restricciones y en algunos casos, la imposibilidad de operar de manera presencial.

Pero esto no solo cambió nuestra forma de trabajar, sino también visibilizó nuevas problemáticas que ya se venían discutiendo hace décadas, las complejidades que enfrentan las mujeres en el mundo laboral.

Patricio Delgado, Gerente General de Augure (www.augure.cl), consultora especializada en transformación digital y gestión del cambio, explica:

Durante años se visibilizó que una de las grandes inequidades para la mujer en el mundo laboral eran las brechas salariales, pero la pandemia vino mostrar una nueva problemática al normalizarse la transformación digital en las empresas, entendiéndose esta como el proceso de integración de herramientas digitales en lo laboral, así como, también la normalización del teletrabajo y/o de la modalidad híbrida.

Porque si bien, el acceso a las herramientas digitales permitieron que las personas activas laboralmente, pudiesen seguir trabajando desde casa, muchas mujeres se vieron obligadas a seguir atendiendo, de manera paralela y adicional, todas las tareas del hogar, como cocinar, limpiar y atender a los hijos en edad escolar, independiente si la pareja estaba o no presente, visibilizando, así, la cultura patriarcal que aún rige en Chile y en muchas otras partes del mundo, donde el rol de la mujer, independiente de si trabaja o no, sigue siendo doméstico.

De hecho, en 2021, ONU Mujeres reveló varios puntos preocupantes en su estudio sobre la demanda de mujeres en la industria tecnológica en Chile:

La incorporación de mujeres después de la pandemia ha disminuido, entre otros aspectos, debido a la dificultad de compatibilizar el trabajo con tareas del hogar, además las mujeres declaran dedicar 8 horas a cuidar a sus hijos, mientras que los hombres solo 4.

A pesar de lo anterior, y entendiendo que esto es un patrón cultural que debe ir cambiando mediante educación y un acompañamiento en las empresas de la mano de expertos en gestión del cambio y transformación digital, el anterior estudio revela una luz al final del túnel:

La flexibilidad y el teletrabajo aparecieron como herramientas concretas que pueden permitir la inclusión de grupos minoritarios al mundo laboral, siendo las mujeres, uno de los que más impacto puede tener en el corto plazo.

Transformación digital y equidad de género

Las cosas han ido cambiando en Chile desde el inicio de la pandemia. De hecho, de acuerdo a Start-Up Chile, en 2022 se registró un aumento de 17,5 puntos porcentuales de startups lideradas por mujeres en comparación a 2021.

Patricio Delgado, Gerente General de Augure explica:

Esto se debe en gran parte, a que las mujeres han ido delegando y compartiendo roles con sus parejas, lo que conlleva a la vez, en un cambio cultural no solo en Chile sino en el mundo. De lo contrario, resulta imposible que exista para ellas una compatibilidad real entre trabajo y vida personal o familia.

El profesional de Augure agrega:

Por otro lado, antes de la pandemia y con el modo de trabajo 100% presencial, las mujeres se veían restringidas muchas veces a ejercer o alcanzar determinados cargos, ya que les requería más tiempo o mayor presencia en un lugar, con la transformación digital, esto se flexibilizó, tanto en espacio como en tiempo. Hoy, por ejemplo, está normalizado agendar reuniones online, lo que es un ahorro en tiempos de desplazo.

Pero eso no es todo.

Las mujeres tienen mucho más desarrolladas skills que son necesarios para el trabajo remoto o para la modalidad híbrida, y una de estas habilidades llamadas «blandas», es la empatía, el entender que este es un proceso que requiere la capacidad de relacionarse con personas a la distancia, por ende, se requieren líderes con esta capacidad. Por otro lado, las mujeres también son conocidas y reconocidas por ser multitask, vale decir, por su habilidad para realizar varias tareas a la vez y de manera eficiente, algo que es vital en la era digital.

Para finalizar, el Gerente General de Augure, indica que es importante enfatizar que la transformación digital beneficia a la mujer desde dos áreas.

Por un lado, le permite liderar y alcanzar cargos que antes no podía, pero a la vez, también le permite tener más tiempo para su vida personal y familiar.

Aún quedan muchos desafíos para conseguir la verdadera equidad de género en la era digital, pero sin duda, el mundo va hacia esa dirección y las empresas tienen que estar a la altura. Y para ello, es fundamental tener una cultura organizacional que apunta hacia ese camino, vale decir, tener a equipos capacitados, así como también facilitar el acceso a las herramientas digitales.

Recomendamos