Cáncer en mujeres

Científicos están desarrollando una prueba “revolucionaria” para predecir el riesgo de cuatro tipos de cáncer que afectan a mujeres utilizando una sola muestra recolectada durante el examen de detección del cuello uterino.

Utilizando células cervicales de una prueba de frotis de rutina, los expertos pueden detectar el cáncer de ovario y de mama, o predecir su probabilidad de desarrollarse, según dos artículos publicados en la revista Nature Communications.

Se esperan más resultados sobre la capacidad de la prueba WID (Women’s Cancer Risk Identification) para predecir el cáncer de útero y de cuello uterino, dijeron los investigadores.

Ayudaría a la detección temprana

La prueba eventualmente podría permitir la detección más temprana de los cuatro tipos de cáncer en mujeres más jóvenes, e incluso “detener el cáncer antes de que comience”, dijeron los expertos, lo que sería un “cambio de juego” para la salud de las mujeres.

Athena Lamnisos, directora ejecutiva de Eve Appeal, que financia la investigación con el Consejo Europeo de Investigación, afirma:

Esto podría crear un cambio radical en la detección de cánceres clave: no detectarlos temprano sino evitar que se desarrollen. Crear una nueva herramienta de detección para los cuatro cánceres más prevalentes que afectan a las mujeres y las personas con órganos ginecológicos, en particular los que actualmente son más difíciles de detectar en una etapa temprana, a partir de una sola prueba podría ser revolucionario.

Los tipos de cáncer mas comunes en las mujeres

El cáncer de ovario es responsable de la mayor proporción de muertes asociadas con cánceres ginecológicos.

Actualmente, el 75% de los cánceres de ovario se diagnostican en una etapa tardía, cuando los tumores se han diseminado. Ser capaz de detectar la enfermedad antes puede mejorar los resultados del tratamiento.

El cáncer de mama es el cáncer más común en las mujeres y generalmente se detecta mediante una mamografía seguida de una biopsia.

“Esta investigación es increíblemente emocionante”, dijo Liz O’Riordan, una cirujana de cáncer de mama a quien le diagnosticaron la enfermedad.

Por el momento no existe una prueba de detección de cáncer de mama en mujeres menores de 50 años. Si esta prueba puede ayudar a detectar a mujeres con un alto riesgo de desarrollar cáncer de mama, ovario, cuello uterino y útero a una edad más temprana, podría ser un cambiador de juego.

¿Cómo se desarrolló el estudio?

Los investigadores utilizaron muestras de células cervicales de 242 mujeres con cáncer de ovario y 869 sin cáncer.

Luego midieron 14,000 cambios epigenéticos e identificaron una firma de ADN única que podría usarse para detectar o predecir la presencia de cáncer de ovario.

Esto les permitió identificar el 71,4 % de las mujeres menores de 50 años y el 54,5 % de las mujeres mayores de 50 años con cáncer de ovario con una especificidad del 75 %.

Los hallazgos se validaron aún más en una cohorte adicional de mujeres, donde 47 tenían cáncer de ovario y 227 no.

En el segundo estudio, los investigadores analizaron cambios epigenéticos en muestras de células cervicales de 329 mujeres con cáncer de mama con mal pronóstico y 869 mujeres sin la enfermedad.

Pudieron identificar a las mujeres con cáncer de mama basándose en una firma epigenética única. El hallazgo se confirmó en un conjunto más pequeño de muestras de 113 pacientes con cáncer de mama y 225 mujeres sin cáncer de mama.

El profesor Martin Widschwendter, de la Universidad de Innsbruck y UCL, quien dirige el estudio, comenta:

Nuestros estudios han adoptado un enfoque completamente novedoso y evalúan el riesgo de un individuo de tener más de un cáncer mediante la evaluación de varias huellas epigenéticas diferentes en una sola muestra de detección cervical.

La prueba WID

La prueba WID revolucionará la detección y permitirá un enfoque más personalizado para la prevención y detección del cáncer, donde las mujeres serán examinadas, monitoreadas o tratadas en función de su riesgo individual y cambiante”.

La prueba WID buscará las huellas en el ADN de una mujer a lo largo de su vida, registrando el camino que está tomando y si se dirige hacia el cáncer.

En el futuro, dijo Eve Appeal, las mujeres podrían obtener puntajes de riesgo separados para cada uno de los cuatro tipos de cáncer.

A las personas con puntajes altos se les podría ofrecer un control más activo, mamografías periódicas, cirugía para reducir el riesgo o terapias, dijo la organización benéfica.

Desarrollo posterior de la investigación

Widschwendter advirtió que se necesitaría más investigación y ensayos clínicos prospectivos a gran escala para confirmar que las pruebas podrían predecir de manera efectiva la probabilidad de que las mujeres desarrollen cáncer.

La ministra de Salud, Maria Caulfield, dijo:

Es genial ver cómo esta nueva investigación podría ayudar a alertar a las mujeres que corren un mayor riesgo para ayudar a prevenir el cáncer de mama, ovario, útero y cuello uterino antes de que comience.

Mientras tanto, el examen cervical sigue siendo vital, agregó e instó a todas las mujeres mayores de 25 años a asistir a sus citas cuando se les indique.

Recomendamos