Cómo asegurar tu casa en vacaciones

Con la llegada del verano, miles de personas se ponen de cabeza a buscar arriendo para pasar sus vacaciones; mientras que quienes tienen a su haber una segunda vivienda, aprovechan la demanda propia de la temporada para rentabilizar su inversión.

Sin embargo, lo que puede hoy parecer un “match” perfecto no necesariamente podría terminar bien.

Como las palabras se las lleva el viento, lo mejor -para ambas partes- es formalizar un contrato de arriendo, aun cuando se trate de un acuerdo por pocos días.

El CEO de FirmaVirtual, Christian Rodiek explica:

Basta con invertir sólo unos minutos y poco más de dos mil pesos por firmante, para reducir significativamente el riesgo de ser víctima de una estafa.  De esta forma, la persona que arrienda su casa o departamento garantiza que cumplirá con lo prometido; mientras que el arrendatario que hizo la reserva y se arrepiente a última hora de concretar se compromete a pagar la suma acordada.

Y es que no es difícil toparse con atractivas ofertas asociadas a propiedades que no existen, o con personas que -tras un acuerdo de palabra- se arrepienten de arrendar el inmueble un par de días antes de la fecha reservada, lo que, sin duda, genera perjuicios para quien contaba con el ingreso asociado a la renta por días o semanas.

Sin embargo, al firmar un contrato las reglas quedan claramente establecidas para las dos partes.

El fundador de FirmaVirtual, que cuenta con el apoyo de Corfo y Startup-Chile detalla:

Gracias a la firma electrónica -amparada por la Ley N° 19.799 desde hace más de 20 años- ni siquiera es necesario tener que trasladarse a una notaría, para que el contrato tenga valor probatorio en un eventual juicio. Además, el documento puede certificarse ante notario si los firmantes quieren añadir una dosis de seguridad extra.

Más de 600 mil personas han utilizado la plataforma -que opera en Chile, México y Perú- para diversos trámites. En ella se pueden descargar gratuitamente diversos modelos de contrato.

En el de arriendo, por ejemplo, deben consignarse -al menos- los siguientes datos: nombre completo, número de identificación, dirección de ambas partes, ubicación del inmueble, plazo de arriendo, monto y la forma de pago.

Recomendamos