Desde el sábado próximo las mañanas serán más oscuras y las noches comenzarán después. Justo una hora después, porque ese día comienza a regir el horario de invierno, el que llevará a que a medianoche los relojes pasen a estar a las 23 horas.

Adultos mayores - DeboSaber.cl

Así, prácticamente todo Chile pasará desde el actual huso horario GMT-3 a GMT-4.

Esto, más que un cambio de reloj, es también un cambio en la rutina para todos nosotros. De partida, dormiremos una hora más, pero también tendremos menos acceso a la luz solar cada día, algo muy importante para la vida y que afecta mucho más a las personas mayores y a los niños.

Cambios de humor y cansancio

Nayaret Flores, gerenta de Salud de Acalis Latam, la mayor cadena de residencias de cuidado de largo plazo de personas mayores de Chile, explica que para los adultos mayores este cambio de hora puede provocar cambios de humor y síntomas de cansancio.

Tener una menor exposición a la puede afectar al ritmo del sueño, provocar ansiedad e incluso incrementar el riesgo de sufrir cuadros depresivos. Esto afecta principalmente a personas mayores y a niños, que son quienes tienen la rutina más rígida: los niños por el colegio y los adultos por su costumbre de madrugar.

Por eso, este cambio de hora hace que la mayoría de los niños y de las personas mayores noten efecto en los ritmos circadianos con sus patrones de sueño.

Es que éstos funcionan con melatonina, la que se regula a través de la exposición a la luz. Con menos luz, menos regulación, lo que termina alterando el descanso, explica la profesional.

Junto con eso, ya partió el otoño, lo que también tiene un efecto importante en la salud de las personas mayores. De hecho, esto se conoce como “depresión otoñal”.

Es que menos luz solar y temperaturas más bajas son un cóctel  responsable de la sensación de tristeza de algunas personas, más aún si viven solas, lo que ocurre con frecuencia en la tercera edad.

En el caso de las personas mayores con demencia, dice Nayaret Flores, se suele presentar una mayor agitación, confusión, ansiedad, irritabilidad e incluso pensamientos paranoicos o alucinaciones.

Es que, explica Nayaret Flores, e que oscurezca antes desorienta y confunde mucho a personas con demencia.

Por eso, lo mejor para minimizar estos problemas es ajustarse a la nueva hora en lapsos de a 15 o 20 minutos por día, para lograr que el cambio no sea de golpe y tengan tiempo para acostumbrarse a esta “nueva realidad”.

Los suplementos de vitamina D, la que más escasea en las personas mayores, bajo supervisión médica son también una buena idea, pues cuando se recibe menos sol, cae la cantidad de este vitamina en el cuerpo. Y sin ella, nuestro sistema inmune se hace más débil, y nos hacemos más propensos a lesiones o  la osteomalacia, que es el reblandecimiento de los huesos.

Consejos para un otoño sano

Sobre todo luego de la pandemia, es importante el preocuparse de la salud de las personas mayores.

Por eso, ante el cambio de temporada y de hora, Nayaret Flores nos da algunos consejos para cuidar a nuestros mayores en estos meses:

1. Dar paseos por la mañana

El cambio de hora y el tránsito al invierno nos dejan con menos sol, por eso es importante el aprovechar al máximo las horas de la mañana, que es cuando más sol hay, y prolongar esta exposición.

[irp]

2. Dormir al menos 7 horas al día

Esto se hace difícil porque la melatonina se desregula, pero es muy importante.

3. Comer bien

Es importante suplementar con alimentos ricos en hierro, como legumbres; pero también aumentar la ingesta frutas y verduras que aportan vitaminas y ayudan a evitar las gripes.

4. Mantenerse activos

En Acalis una de las prioridades es el envejecimiento activo, básicamente porque el moverse y hacer cosas mejora la salud y prolonga la vida.

La influenza es hoy casi tan mortal como el Covid-19, por eso el vacunarse contra ambas enfermedades es una buena idea para las personas mayores.

Recomendamos