Cambiar alguna parte del cuerpo con la que no se está a gusto, mejorar una zona que causa problemas de autoestima o dar solución a algún padecimiento personal son algunas de las causas que llevan a las personas a acudir a la consulta de un cirujano plástico.

Dr. Esteban Torres

En el mundo se estima que se practican alrededor de 23 millones de procedimientos estéticos cada año, siendo las mujeres quienes más se practican cirugía plástica, con 20 millones de procedimientos a nivel mundial por año.

Chile, los datos son contundentes. Según la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica, al 2019 se realizaron 15 mil procedimientos estéticos, triplicando las cifras de hace una década atrás.

Opciones para realizar procedimientos hay muchas, pero siempre hay que prestar atención a lo que se busca, la pertinencia del profesional en el área requerida, el cuidado y sobre todo las garantías para que la intervención sea segura y sin contratiempos que pueden terminar incluso con la vida del paciente.

El cirujano plástico y Director Médico de la Clínica WAM Center, Dr. Esteban Torres, cuenta con una destacada y reconocida trayectoria en este tipo de cirugías y ha ayudado a miles de personas a mejorar no solo en lo físico, sino también en lo emocional gracias a su metodología de excelencia en el que un paciente informado es la clave para generar un procedimiento seguro.

En primer lugar, el Dr. Torres, profesional reconocido por la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica, destaca que es importante realizar una validación como paciente:

Antes de ir a la consulta, el paciente tiene que aceptar que hay algo que no le gusta, darse el espacio, validarse y respetarse para poder tomar una acción en concreto. Lo que pienso importa.

Una segunda clave es manejar adecuadamente las expectativas del resultado de la intervención quirúrgica.

Cuando un paciente se abre a la opción de atreverse a operarse, hay un pensamiento mágico de que va a quedar como lo imagina. Ahí es donde uno puede toparse con dos tipos de profesionales: un médico no especialista que dirá sí a todo y generará una expectativa que no va a ir acorde a la realidad, por lo que se producirá una seguidilla de malentendidos y decepciones.

Sobre este mismo punto el cirujano añade:

También hay otro tipo de profesional que lo va a aterrizar en sus expectativas y le dirá que si lo que desea es algo que se puede lograr, si vale la pena el riesgo versus el beneficio y diseñará un camino estratégico para lograr lo que desea.

En tercer lugar, el Dr. Torres reconoce que es clave la elección correcta del médico

Porque si yo me equivoco en eso, claramente voy a tener problemas de todo tipo e incluso podría poner en riesgo mi vida.

Otro punto clave es el post operatorio, en el que siempre se debe estar acompañado tanto por un equipo medico que haga seguimiento como por familia y amigos que se preocupen del bienestar del paciente.

Cuando estás abandonado en tu tratamiento es que independiente que hayas hecho una buena validación, una buena expectativa, si no hay un equipo que te acompañe y prepare te vas a asustar. Ejemplo, cuando médico te dice que te verá en unos días más y empiezas a sentir dolor, problemas y no sabes a quien acudir, versus una cirugía donde tienes la compañía de un equipo y de familia o amigos en caso de problemas.

Finalmente, es importante la mantención de la cirugía, ya que esta no es mágica y necesita de ciertas atenciones y cambios de vida para hacerla duradera en el tiempo.

Es importantísimo lograr entender que esto es solamente una foto, no es para siempre. Tienes que cuidarte, comer bien, hacer ejercicio. Si no haces cambios de hábitos, toda esta foto preciosa desaparece. La operación en general es un hito que refuerza el revalorarse.

Recomendamos