Las empresas de telecomunicaciones pusieron en marcha la licitación para seleccionar al Organismo Técnico Independiente (OTI) que medirá la velocidad de Internet fija y móvil que reciben los usuarios.

Velocidad de Internet

El objetivo es contar con una herramienta que permita medir con certeza la velocidad del servicio de datos.

El proceso comienza este lunes, a partir de este día las empresas interesadas podrán comprar las bases.

El Comité Representativo, que agrupa a las empresas llamadas a financiar el sistema, espera que en un plazo de unos seis meses se hayan realizado la postulación y adjudicación, de modo de firmar el contrato en octubre.

Luego, dependiendo de las características de la oferta, la implementación podría tomar un año y medio más.

Alfie Ulloa, presidente del Comité Representativo explica:

Se trata del primer sistema en el mundo que se encargará de realizar una medición tan masiva. Por eso hemos buscado atraer a empresas internacionales con capacidad de hacer las mediciones.

La licitación se realiza por segunda vez. La primera, que tuvo lugar a mediados del año pasado, se declaró desierta.

Las empresas solicitaron a Subtel una modificación de las bases, de modo de bajar los niveles de incertidumbre de los proveedores tecnológicos.

El sistema permitirá medir la velocidad que entregan las empresas, para así evitar que les haga responsable por factores que no dependen de ellas, por ejemplo la antigüedad del dispositivo en que se navegue, el nivel de batería, o fallas en el software.

Las inversiones realizadas por las empresas se reflejan en los niveles de servicio. El ranking de la empresa estadounidense Ookla tiene a Chile en segundo lugar como proveedor de banda ancha fija, disputando el espacio con Singapur, Hong Kong y Corea del Sur.

La ampliación de capacidad se aceleró en pandemia, impulsado por el intenso despliegue de redes de fibra óptica para atender a usuarios de internet fijo.

Este nivel de velocidad de clase mundial se da en paralelo a un alza explosivo del consumo en que más que se duplicó en los últimos dos años la cantidad de datos que consume un hogar promedio.

Ahora se consumen dos veces más datos y a una velocidad que está entre las tres más rápidas del mundo.

Es también de las más baratas, pues a pesar de la inflación que afecta al país, los precios de la industria de telecomunicaciones cayeron un 10% en el último año.

Chile tiene la mejor red de infraestructura de la región, realmente de clase mundial. Esto deja en evidencia el despliegue y calidad técnica de la industria, resultado a su vez de un alto nivel de competencia, que se ha intensificado post pandemia. El gran esfuerzo público y privado debe enfocarse en conectar a quienes hoy no pueden acceder al servicio.

Recomendamos