En diciembre del año 2021 se inauguró el primer sensor climático de la Red Latitudinal de Estaciones Multiparamétricas en la Estación Polar Científica Conjunta Glaciar Unión, situada a solo 1.000 kilómetros del polo sur.

Monitoreo cambio climático en Antártica chilena

Esta iniciativa, liderada por el Instituto Antártico Chileno (INACH), cuenta con la participación multidisciplinaria de diversas instituciones públicas, entre ellas la Dirección Meteorológica de Chile (DMC).

El objetivo principal es instalar 21 sensores en distintos puntos de la península Antártica para transmitir datos en tiempo real sobre el cambio climático, como la temperatura, la humedad relativa o el albedo (radiación reflejada por una superficie).

 Ya se han instalado sensores en el glaciar Unión, la base Carvajal (ambas  dentro del círculo polar antártico), la base Yelcho (isla Doumer) y la base Escudero (isla Rey Jorge).

Durante la presente Expedición Científica Antártica (ECA 59), del INACH, se ha hecho mantenimiento a los sensores en glaciar Unión y base Escudero.

Además, se instalaron nuevos sensores en cabo Melville, punta Armonía, base Prat y base O’Higgins. A principios de febrero, se debería continuar con la instalación en la base Gabriel González Videla.

Marcelo Leppe, director del INACH, destaca la importancia de este proyecto para el país.

Durante dos años hemos instalado una serie de sensores en distintos puntos de la Península. Cuando tengamos todos los sensores instalados en el Continente Blanco, vamos a ser capaces de recibir y transmitir datos en tiempo real sobre cambio climático, aportando así a uno de los compromisos de Chile que es generar información de base respecto del rol que cumple la Antártica modelando el clima del mundo.

El director de INACH resalta, además, la importancia para nuestro país, la región más cercana al Continente Blanco y directamente relacionada con las corrientes marinas y de los fenómenos atmosféricos.

Necesitamos comprender aún más cómo influye el prístino continente en nuestra nación. La Antártica regula muchos aspectos de nuestra economía y debemos contar con esta información, que nos servirá y será relevante para el Chile que queremos para los próximos 25 años.

Ricardo Alcafuz, Director (S) de la Dirección Meteorológica de Chile afirma:

Hemos avanzado sustancialmente en la instalación de las Estaciones Meteorológicas Automáticas (EMA). Agradezco el trabajo colaborativo con INACH y, en especial, al personal de la Dirección General de Aeronáutica Civil y la DMC que ha trabajado de manera comprometida en este importante proyecto, que permitirá aumentar la densidad de datos y generar estudios significativos con mayor profundidad para estudiar el cambio climático en la Antártica.

Las estaciones ya se encuentran transmitiendo en una primera etapa beta, lo que significa que toda la información recopilada en tiempo real estará disponible cuando finalice la instalación de las 21 estaciones, y se encuentren homologadas.

Estaciones Multiparamétricas 

Estas estaciones meteorológicas automáticas son del tipo climatológicas y cuentan con sensores de temperatura, humedad, dirección y velocidad de viento, CO2 y radiación.

DESTACADO:  Todo lo que necesitas saber sobre la supervisión del sueño con el Galaxy Watch6

La Dirección Meteorológica de Chile es la encargada de asesorar la adquisición, instalación y emplazamiento del equipamiento, a través de personal especializado en el territorio antártico, junto a profesionales del INACH.

 Este proyecto fue lanzado durante el 56º Consejo de Política Antártica y en él trabajan colaborativamente además de la Cancillería, los ministerios de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Medio Ambiente; Defensa y Transportes y Telecomunicaciones.

Recomendamos