Jair Bolsonaro

El ex presidente ultraderechista brasileño Jair Bolsonaro felicitó al presidente electo argentino, Javier Milei, a través de una cálida videollamada en un gesto que resalta una inusual alianza entre la ultraderecha brasileña y el nuevo líder argentino.

En la videollamada, Bolsonaro expresó su apoyo y disposición para colaborar con Milei, destacando la importancia del nuevo mandato no solo para Argentina sino también para aquellos que defienden los principios democráticos y la libertad en la región.

Acompañado por su hijo, el diputado ultraderechista Eduardo Bolsonaro, el ex presidente brasileño compartió buenos deseos y se mostró optimista sobre el futuro gobierno de Milei.

Sin embargo, más allá de las bromas y felicitaciones, la conversación reveló el interés de Bolsonaro de continuar apoyando a Milei y fortalecer la relación entre ambos países, en un gesto puede interpretarse como un acercamiento estratégico entre la ultraderecha brasileña y argentina que ha prometido cambios significativos en las relaciones diplomáticas.

Milei, por su parte, extendió una invitación cordial a Bolsonaro y su hijo para asistir a la ceremonia de cambio de mando.

A pesar de la promesa de Milei de limitar las relaciones diplomáticas con Brasil, Bolsonaro ya había felicitado a Milei y expresado su esperanza de que «esos buenos vientos alcancen a Estados Unidos y a Brasil», en referencia a Donadl Trump.

Este inusual respaldo refleja una conexión política entre líderes de la ultraderecha en la región.

DESTACADO:  Huella digital: ¿Qué es y cómo resguardar la información de nuestros hijos e hijas en Internet

Mientras tanto, el presidente Lula da Silva, principal adversario político de Bolsonaro, también envió sus buenos deseos al nuevo gobierno argentino.

Este gesto, aunque menos sorprendente, destaca la complejidad de las relaciones políticas en la región y la atención internacional que ha suscitado la victoria de Milei.

La invitación de Bolsonaro al cambio de mando en Argentina marca un capítulo intrigante en las relaciones políticas entre ambos países, subrayando la dinámica cambiante en el panorama político latinoamericano y la formación de alianzas inesperadas, especialmente teniendo en cuenta la posición ultraderechista del ex presidente brasileño.

Recomendamos