A casi tres años del ataque con una lacrimógena que sufrió Fabiola Campillai por parte de un piquete de Carabineros, hoy el Tribunal Oral en lo Penal de San Bernardo, de forma unánime condenó al único acusado de la causa, un ex funcionario de Carabineros, por el delito de apremios ilegítimos con resultado de lesiones graves gravísimas.

Fabiola Campillai

Al respecto, el Ministerio Público y querellantes solicitan la pena de 12 años de presidio mayor en su grado medio.

Recordemos que este crimen, el cual ocurrió cuando Fabiola Campillai se dirigía a su lugar de trabajo, le generó una fractura de cráneo y hueso de la nariz, además de la pérdida de la visión de ambos ojos y los sentidos del olfato y el gusto.

El caso conlleva una grave violación a los derechos humanos, pues un agente del Estado no respetando las normas que regulan el uso de la fuerza y el control del orden público, hizo uso de una carabina lanza gases ocasionando que el proyectil impactara en el rostro de Fabiola Campillai.

Cabe señalar que los estándares internacionales de Derechos Humanos, han sido tajantes en exigir que el uso de la fuerza por parte de las policías en el control de las manifestaciones sea asumido como un último recurso y que en cualquier caso se tienen que guiar por los principios de legalidad, necesidad, proporcionalidad y responsabilidad.

Desde Amnistía Internacional sostenemos que este veredicto condenatorio conlleva un avance en la protección y un reconocimiento al Derecho Internacional de los Derechos Humanos, constituyendo un paso importante en materia de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición para las víctimas de violaciones en derechos humanos que se cometieron en el marco del estallido social.

Esperamos que este tipo de delito sea debidamente sancionado con penas proporcionales a la gravedad de los hechos, para así cumplir con las obligaciones del Estado.

La lectura de sentencia está programada para el lunes 10 de octubre, a las 13:00 horas, ocasión en que el tribunal dará a conocer la pena concreta para el condenado.

Recomendamos