Durante el 2022 se publicó la Ley de Eficiencia Energética para los vehículos de pasajeros (hasta 2.700 kg) que establece un mínimo para las emisiones de CO2.

Neutralidad de carbono

Dentro de ese escenario, los vehículos eléctricos – híbridos auto recargables, a pesar de cumplir con los estándares, quedaron excluidos del paquete de beneficios propuestos por esta ley.

Según cifras de ANAC, hasta junio de este año, se vendieron en Chile 1.470 unidades híbridas, con un crecimiento del 30% con respecto al año anterior.

Esto equivale al 42% de las ventas de vehículos de bajas emisiones. De estos, más del 75% son Toyota.

Ignacio Funes, director ejecutivo de la marca en Chile, explicó que este liderazgo en las ventas está relacionado con el precio y con este tipo de motores no requiere infraestructura adicional.

En promedio, esta tecnología es un 10% más cara que la convencional, versus los eléctricos cuyo precio puede ser hasta un 80% más alto.

Bajas emisiones

Las emisiones de un híbrido también son más bajas.

Según Claudio Isgut, gerente de Asuntos Corporativos y ESG de Toyota, este tipo de tecnología emite hasta un 30% menos de gases contaminantes que un vehículo convencional, además de proporcionar un 40% de ahorro en combustible.

El camino hacia la electromovilidad debería incluir una promoción de todas las tecnologías que aporten a la reducción de emisiones, esto incluye la híbrida no enchufable y la de hidrógeno, para la que tampoco se contempla ningún tipo de beneficio tributario, a pesar de que es cero emisiones.

El desafío de la infraestructura

Los vehículos eléctricos e híbridos enchufables cuentan con dos desafíos que dificultan su acceso masivo: la infraestructura y el acceso por precio.

DESTACADO:  Andes Motor y Foton estrenan el primer bus a hidrógeno del país

Sobre el primero de estos, a la fecha existen 2.138 puntos de carga públicos, de los cuales apenas el 40% está fuera de la Región Metropolitana, “lo que no alcanza para absorber una demanda masiva de vehículos eléctricos”, afirmó Funes.

En segundo lugar, el alto valor de este tipo de vehículos se debe a que las baterías de litio siguen siendo muy caras y equivalen al 40% del precio final del vehículo.

Con una batería de 100 kWh se puede construir un auto eléctrico, seis híbridos enchufables ó 90 eléctricos-híbridos auto recargables.

Avanzando hacia las cero emisiones

Ignacio Funes asegura:

Nuestra postura es que el camino hacia la electromovilidad es el correcto y todos debemos unir esfuerzos para propiciar el avance de esta tecnología, autoridades y entidades corporativas, ya sea con los vehículos de baterías de litio o con los de hidrógeno.

El director ejecutivo de la marca, quien además, destacó el compromiso de la marca en función de este objetivo, resalta:

Para que esto ocurra, creemos que la multivía es la dirección a seguir para avanzar hacia la carbono neutralidad. Para alcanzar esta meta se debe incluir a todas las tecnologías que hoy están disponibles. Fuimos los primeros en lanzar la tecnología híbrida a través del Prius en 1997, modelo que a la fecha lleva vendidos más de 20 millones de unidades en el mundo, contribuyendo desde entonces a la reducción de emisiones. Y los primeros en atrevernos con el hidrógeno con nuestro modelo Mirai, que cuenta con 3 unidades circulando en nuestro país. Todas estas acciones  están en línea con el compromiso global de la marca, de alcanzar la carbono neutralidad en todo nuestro ciclo operativo para el 2050, con acciones progresivas a lo largo de este tiempo.

Recomendamos