¿Qué día y hora prefieren tus clientes que le sean entregados sus productos? Beetrack, líder en trazabilidad y planificación logística en América Latina y creador del software de última milla más avanzado de la industria, expone los factores que inciden en la gestión de las ventanas (día y horario) de entrega.

Ventana de entrega

Los puntos de dolor más grandes del consumidor continúan creciendo, especialmente con daños en la mercancía, incumplimiento de tiempos de entrega, falta de personalización de tiempos de entrega y desconocimiento sobre las políticas de garantía.

Así lo indica la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) en su Estudio de Venta Online 2022, el cual arroja que hay oportunidades para mejorar en las entregas pues 13% señalan que no pueden agendar un horario de entrega y 21% que no se cumplan los tiempos de entrega indicados en la página.

Pablo Yáñez, Country Manager de Beetrack México considera:

Arrancamos los últimos meses del año, lo que incrementa las ventas de todo tipo, todos los canales deben estar alineados, para ofrecer a los consumidores una gran experiencia de compra. Existen opciones más complejas como la entrega en fin de semana o con día u horario específico o fechas de mucho mayor demanda, por lo que las operaciones requieren un grado mayor de funcionalidad, y pocos proveedores pueden ser tan fiables. Nosotros somos uno de ellos, garantizamos el mejor servicio ingresando todas las variables para planificar una ruta perfecta.

La ventana de entrega es un aspecto fundamental que las operaciones logísticas deben tener en cuenta a la hora de gestionar las entregas de los productos y mejorar la comunicación con sus clientes.

¿Qué es una ventana de entrega?

Tal como su nombre lo señala, las ventanas de entrega, o también llamadas ventanas horarias, son un periodo de tiempo en que se debe entregar un producto, que contempla el transcurso en que el transportista inicia la ruta hasta que llega a destino.

Las ventanas de entrega se convierten en una promesa para los clientes, donde es relevante responder de manera dinámica a las expectativas de cumplir con los horarios y evitar los atrasos.

¿Por qué es importante la ventana de entrega?

Se trata de un factor clave en la experiencia de compra del cliente, y es una variable que deben tomar en cuenta tanto los negocios Business-to-Business (B2B) como los Business-to- Consumer (B2C).

En el caso del B2C, la ventana de entrega es cuando un cliente realiza la compra de un producto en una página de e-commerce y luego tiene la opción de elegir un rango de tiempo para la fecha de entrega.

Asimismo, una empresa B2B que debe entregar productos en el centro de distribución de su cliente, tiene que considerar otras variables, como:

  • La capacidad de los vehículos
  • El tipo de carga que se traslada
  • La congestión vehicular de las ciudades
  • El tiempo estimado para cumplir la planificación de las rutas
  • Los horarios de alta demanda en las bodegas
  • La jornada laboral en los centros de distribución

¿Cuáles son las etapas previas de la ventana de entrega?

Una ventana de entrega debe considerar un conjunto de etapas previas para prestar un servicio de calidad para la experiencia de compra.

Las etapas del ciclo del pedido son las siguientes:

1. Recepción del pedido

La empresa recibe información detallada del producto solicitado por el cliente. Se recaban datos importantes como la cantidad y características del producto en cuestión.

2. Comprobación del pedido

Se verifica que el pedido sea el correcto y se concreta una forma de pago.

3. Preparación del pedido

Se procede al embalaje del producto y a la organización de estos por lotes de salida.

¿Cuáles son las claves para una ventana de entrega exitosa?

Antes que quede definida la ventana de entrega para enviar un pedido, el centro de distribución debe funcionar de manera eficiente para que el producto esté cargado en el transporte lo más rápido posible.

Para eso, hay algunos elementos que son clave:

  1. El transportista debe saber con anticipación el producto que debe entregar y contar con la ruta planificada y optimizada para que le permita despachar en el tiempo prometido.
  2. Mantener una comunicación fluida con el cliente para que pueda conocer con certeza la hora en qué llegará el producto. De esa manera, si es un cliente B2B podrá preparar a su equipo para que reciba la mercancía y lo acomode en su bodega; y si es un cliente
    B2C, éste se pueda preparar para recibirlo.
  3. El almacenamiento caótico puede ser de gran ayuda para las empresas de mayor volumen que tienen que entregar una alta cantidad de productos, ya que le otorga mayor flexibilidad a la operación y es útil para gestionar más rápido el stock del almacén que está listo para ser despachado.
  4. El monitoreo de última milla es clave para gestionar en tiempo real la entrega, pues tanto el transportista como el encargado de planificar las rutas pueden asegurarse de que se está tomando el camino correcto para llegar a destino.

Los software de Beetrack-DispatchTrack han sido una herramienta fundamental para mejorar las operaciones logísticas de grandes empresas alrededor del mundo.

A partir de sus soluciones tecnológicas, los negocios han podido optimizar la entrega de pedidos y actuar proactivamente para brindar una mejor experiencia al cliente, incluyendo en las ventanas de entrega.

Yáñez concluye:

Ante el crecimiento del comercio electrónico, se debe ser más eficiente también en las ventanas de entrega en la última milla, es preciso que se contemplen todos los factores en el rango de tiempo que los mexicanos prefieran recibir sus productos.

Para más información visita www.beetrack.com.

Recomendamos