La promesa de velocidades récord, capacidades mejoradas, mayor ancho de banda, además de una alta confiabilidad para catapultar nuevas ofertas de servicios, crear experiencias satisfactorias y mejorar las operaciones empresariales con 5G son reales, pero tomarán tiempo.

5G en Chile

En ese sentido, los especialistas de PwC proyectan que el próximo año será un punto de inflexión para esta nueva red inalámbrica.

Ciertamente, la construcción de la nueva red es diferente a su predecesora debido a las especificaciones técnicas como mayor cantidad de antenas, regulaciones, costos y aspectos operativos.

Rodrigo Mena, Country Manager de SUMA Móvil Chile explica:

Chile es pionero en el despliegue del 5G, sin embargo, falta generar demanda a través de ofertas que motiven a los consumidores a adoptar esta nueva tecnología. Es decir, evidentemente la cobertura crece, pero la oferta de servicios no va a la par.

En esa escala progresiva de usos y consumo de esta nueva red, los mayores casos de implementación se verán en videojuegos, realidad aumentada, Internet de las Cosas, wearables, ciudades inteligentes y seguridad pública.

La tecnología está disponible. Poco a poco iremos viendo surgir nuevos e innovadores servicios que nos enseñarán el verdadero potencial de 5G y le darán sentido a la gran inversión que se hizo. Creemos que el verdadero diferencial será en la tecnología Network Slicing y en la capacidad de crear redes privadas 5G a medida para empresas, instituciones, administraciones públicas y para la misma industria que podrán diseñar y lanzar sus propios servicios 5G.

Respecto a los casos que tomarán más tiempo, estos serán los automóviles autónomos, drones, cirugía remota y realidad virtual.

DESTACADO:  Universitarios chilenos se suben al podio de competencia mundial de TICS organizada por Huawei

Conectividad móvil: la puerta de entrada al 5G

Las ofertas por parte de las empresas de telecomunicaciones ya se ven en televisión y espacios de publicidad.

Pero siguen enfocadas en la conectividad móvil más rápida y confiable. Sin embargo, ¿están dispuestos a pagar por esta nueva tecnología?

La infraestructura se está construyendo poco a poco, los dispositivos habilitados para funcionar con esta red crecen y las ofertas se van modelando. Sin embargo, según PwC, aunque son cada vez más conscientes del 5G, los consumidores solo estarían dispuestos a pagar el ítem de conectividad móvil y no por la tecnología 5G en específico.

Atrás quedan en el corto plazo, entonces, las potencialidades de realidad virtual y aumentada, la entrega de drones o las videollamadas con hologramas, graficadas hace años por la saga de Star Wars.

Esto está estrechamente relacionado con lo que más utilizan: los teléfonos inteligentes. Están ávidos de alta velocidad, menor latencia, alta calidad y experiencias virtuales sin interrupciones. Precisamente, hacia allá avanza la tecnología.

El 5G compone la próxima revolución de las telecomunicaciones y aunque su uso será explotado lentamente, permitirá mejores experiencias digitales, siendo la carretera digital fundamental para tecnologías como IoT, metaverso, realidad virtual y aumentada, las cuales impactarán en la industrias y usuarios finales.

Recomendamos