Senador Rojo Edwards

El senador Rojo Edwards, miembro del partido Republicano, anuncia que votará «En Contra» en el plebiscito constitucional del 17 de diciembre, expresando sus razones y preocupaciones sobre el proceso y el contenido de la nueva propuesta constitucional.

En una entrevista, el senador aborda temas como la incertidumbre, los peligros para la libertad y su perspectiva sobre la legitimidad del proceso.

Esto, a pesar de la postura oficial de su partido a favor de la nueva Constitución, el senador ha decidido ir en contra de la corriente y argumenta sus razones en una entrevista con BioBioChile.

Una de las principales preocupaciones del senador es la incertidumbre que rodea al proceso constitucional.

Señala que la propuesta actual obligaría al Presidente a enviar 30 leyes para su implementación, lo que podría llevar años de discusiones y desacuerdos, ya que no existe un consenso con la izquierda.

Esta falta de acuerdo podría generar interpretaciones distintas de las normas y, en consecuencia, la necesidad de recurrir al Tribunal Constitucional para resolver conflictos.

Otro aspecto que preocupa al senador es la restricción de las libertades individuales. Argumenta que la nueva Constitución permitiría restringir las libertades con leyes simples o mediante la potestad reglamentaria del Presidente.

Además, considera que la judicialización de los derechos sociales se convertirá en una norma, ya que se permitirán recursos a la Corte de Apelaciones y, finalmente, a la Corte Suprema.

El senador también destaca la falta de definición en varios aspectos del texto constitucional, como los derechos colectivos indígenas y el concepto de Estado Social y Democrático de Derecho. Esto podría generar interpretaciones diversas y conflictos legales.

Rojo Edwards enfatiza que Chile no necesita una nueva Constitución, sino enfocarse en el crecimiento económico y en la lucha contra la delincuencia.

Aunque reconoce aspectos positivos en la nueva propuesta, considera que el tiempo de implementación y las incertidumbres jurídicas superan los beneficios.

El senador concluye que el voto «En Contra» no se debe a respaldar la figura de Pinochet o su Constitución, como algunos podrían insinuar, sino a su preocupación por el futuro de Chile y la defensa de sus principios e ideas.

Asegura que el En Contra no pondría en peligro la estabilidad y que su prioridad es el bienestar a largo plazo del país.

En resumen, el senador Rojo Edwards ha expresado sus razones para votar «En Contra» en el plebiscito constitucional, destacando la incertidumbre, las amenazas a la libertad y su perspectiva sobre la legitimidad del proceso.

Su posición, resume, se basa en la mirada a largo plazo y la defensa de sus principios políticos.

Recomendamos