La transformación digital es un proceso que cada vez más empresas están realizando. De acuerdo al Índice de Transformación Digital 2021, análisis realizado por la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) y Corfo, la dimensión «Digitalización de procesos» avanzó 7 puestos, pasando de 41 a 48 puntos, de 100 posibles, avance generado por la adopción de este cambio en microempresas y pymes, principalmente durante la pandemia.

Automatización de procesos

Una de las herramientas que entrega este proceso, es la Inteligencia Artificial, instrumento que permite automatizar diversas labores dentro de una organización.

Owl Seeknology

Así lo explica Darío Poblete, Director de Finanzas de Owl Seeknology, startup de sistemas de información que permite robotizar procesos rutinarios en la organización.

Dentro de las organizaciones hay tareas que suelen tomar mucho tiempo en diferentes áreas. Estas labores administrativas son importantes, pero les quitan tiempo a los colaboradores para que puedan enfocarse en cosas que le entreguen más valor a la empresa.

En línea con lo anterior, el experto afirma:

Mediante el Robotic Process Automation (R.P.A.), o automatización robótica de procesos, se pueden ejecutar tareas basadas en reglas y con imitación a cómo operaría un humano frente a ciertas acciones, como por ejemplo: categorizar archivos dentro de carpetas, ingresar datos a tablas de Excel, entre otras operaciones. Asimismo, poder realizar labores dentro de softwares de gestión empresarial como digitación y subir información a páginas webs. Todo esto, además, eliminando los márgenes de error.

Por esto, desde OWL Seeknology, detallan cuáles son los principales beneficios y por qué las empresas deberían considerar la adopción de esta tecnología:

1. Mayor calidad en el trabajo

La implementación de esta herramienta, permite minimizar los errores humanos dentro de estos procesos, generando, además, una continuidad en las operaciones al ser robots que no pararán hasta que la labor esté terminada.

2. Reducción de costes

Genera menores costos de proceso en el largo plazo, al mejorar los índices de reportería y de entrega.

3. Aumento de productividad

Gracias a su continuidad, la automatización brinda procesos fluidos sin detenciones o pausas, permitiendo que los colaboradores puedan enfocarse en actividades que le entregan más valor agregado a la compañía (labores comerciales, ejecutivas, operaciones, entre otras).

4. Fácil implementación

Estas herramientas no requieren de un soporte informático significativo, puesto que se basan en la adopción de tareas mediante repetición, utilizando softwares de gestión ya utilizados por las empresas.

Asimismo, los resultados iniciales se pueden ver en el corto plazo (8 a 10 semanas).

5. Personalizable

Los procesos a automatizar dependen exclusivamente de las necesidades de cada organización, pudiendo ser ajustables, incluso, por tareas y períodos determinados.

Para más información, puedes visitar owltec.cl.

Recomendamos